• Luthien Numenesse

Mi reseña, ¿también es valida?

¡Buen inicio de semana para todos! ¿qué tal andan los ánimos este lunes?

Hoy me he decidido escribir algo diferente en este blog, mi blog como autora, que últimamente parecía mas un tablero de anuncios y avisos que un blog, por lo que voy a corregir eso escribiendo cosas que no sean ni anuncios ni avisos.

A un mes de haber salido “Sobre el Escenario” ultimo libro de la bilogía “Bajo los Reflectores” he estado recibiendo reseñas súper agradables, me encanta leerlas y saber sus impresiones sobre la historia, sobre los personajes, sobre el proyecto en general. Sin embargo he notado un poco de desconcierto sobre los títulos de los libros y me tomaré este espacio para hablar sobre eso.

La bilogía “Bajo los Reflectores” no va sobre el ballet, ni va sobre BDSM, ni va sobre violación, los libros tratan sobre las personas, sobre todos.

Si bien el oficio de mi protagonista es el ballet, se toca el tema del BDSM (muy por encima porque no quería que las miradas se enfocaran en ello), hay una escena de violación no son los temas centrales ni de cerca, “Con los Reflectores Apagados” habla sobre quienes somos nosotros realmente, quienes realmente somos, cuando no hay nadie observando, escuchando o esperando que actuemos de tal o cual manera, cuando estamos completamente solos en la intimidad de nuestros hogares, de nuestra habitación, cuando cerramos las cortinas y podemos hacer lo que realmente deseamos, habla sobre encontrar a ese “alguien” que nos ame por la persona que somos fuera del “escenario social” que no le importen nuestras imperfecciones, habla sobre dejar de actuar y ser libres.

Por su parte “Sobre el Escenario” es todo lo contrario, es un libro que nos muestra lo diferente que pueden ser las personas de cómo se muestran a lo que son en realidad, como alguien puede fingir querernos con todo su corazón cuando en realidad es solo un papel que esta desempeñando, que en veces nuestro amigos mas cercanos o nuestros familiares muestran una careta linda y tierna en vez de su esencia cruel y despiadada, habla sobre como todos fingimos cuando estamos en publico, de cómo representamos diariamente un papel ante la sociedad para ser aceptados o para obtener algo. Espero que con esto quede mas clara la relación de la historia con los títulos.

Algo que si me gustaría señalar y que lo tengo que mencionar porque es algo que me esta incomodando un tanto y ya saben que yo todo lo expreso mediante la palabra (por algo soy bloggera después de todo) es un comentario que me han hecho que para ser sincera no me ha sentado muy bien, pero como es la opinión de las personas lo respeto aunque eso no quiere decir que me guste. Y va de que dicen “parece novela mexicana” debo confesar que JAMÁS en la vida me he visto una novela mexicana (creo que deberé empezar a hacerlo para entender la relación) pero quizás lo que me incomoda es que agreguen la palabra “mexicana” como si fuese un insulto o algo degradante, debo señalar que yo NO soy mexicana, pero aun así creo que la frase que deberían emplear seria “telenovela” y la verdad es que si me incomoda casi llegando al punto de molestarme que hagan un comentario tan despectivo, pero como dije mas arriba y como vuelvo a reafirmar, son las opiniones de ustedes, opiniones que acepto, que agradezco y que espero seguir recibiendo, ya tengo punto de comparación entre lo que gustó del primer libro a lo que no gustó del segundo como para preparar uno mejor mas adelante.

Y bueno, corto acá que aun quedan muchas cosas que quiero contarles (o como podría interpretarse: “explicarles”) pero ya será en otra entrada, que sino nunca terminaría de escribirles.