• Luthien Numenesse

Desde el fondo de mi corazón y la superficie de mi cabeza

Como he mencionado en muchas ocasiones, ser "escritora" es solo una parte de mi persona. Yo, al igual que la mayoría de ustedes, tengo un trabajo aparte, que es ser docente. Lanzarme a escribir mi primera novela de ficción fue algo impulsivo, al igual que prepararla para el Concurso Indie de Amazon, lo que provocó que todo esto surgiera. 

Hace dos años, después de publicado mi segundo libro, "Sobre el Escenario" tuve una especie de "bache" por una clase de "problema" que se suscitó en torno a todo este proceso que es la publicación de un libro, por lo que me fui a una especie de "retiro" alejándome un poco de todo esto. Pero entonces me llegó un susurro, una voz que cada vez gritaba más y más en mi cabeza, entonces fue que #TYR nació, gritaba tan alto, a tal punto que llegó un momento en que no pude acallarlo más y debía escribir su historia, Tyr estaba deseando que lo conocieran.

Como también he expresado muchas veces, este libro me ha dado una satisfacción "profesional" increíble (lo pongo en comillas porque yo aun no me considero a mi misma una "escritora") llenándome de orgullo el ver que aun tras 19 semanas siga dentro del top 100 de Amazon en la categoría de Romance/Fantasía, recibido dos ofertas para traducirlo a dos idiomas diferentes, no solo eso sino que además tenga el gran honor de contar con Franggy Yañez para adornar la portada y lo más importante, que he escrito una historia de la que estoy 100% satisfecha con cada uno de los matices que tomó y que sea de un género que realmente me encanta. 

Sin embargo siempre habrá sombras tratando de opacar la felicidad, y es justo de lo que hoy vengo a hablarles.

No me considero una persona buena o mala, pero si una persona que tiende una mano amiga. Yo nací en el blog Romance & Pasión, el cual, aunque tengo un poco descuidado, sigo tratando de mantener a flote, y siempre lo he dicho, es un lugar donde cualquier persona que lo necesite puede contar con un espacio, en el blog animo a nuevos escritores a hablarme de sus obras (NO regalarme sus libros) y apoyarlos con reseñas, recomendaciones o lo que necesiten, pero no me limito a eso, sino que a todo aquel que viene a mí buscando ayuda intento, dentro de lo posible, hacerlo. Pero, ¿que ocurre cuando es a la inversa? Lamentablemente me he dado cuenta que no puedo esperar reciprocidad de nadie y eso es lo que me entristece montones. Todos están tan desesperados por sobresalir, por ser los mejores, brillar opacándo al resto, llegar al número uno sin importar a quien empujan para hacerlo y eso no debería ser así.

Recuerdo muy bien que cuando hablé de esto con una de las personas del "problema" que les contaba más arriba me respondió «entonces haces las cosas esperando que yo haga lo mismo por ti» No y si a la vez, siempre creí que las cortesías eran cosas de buenos modales pero al parecer estaba equivocada. Hoy de nuevo me encuentro en un "bache" pero más que eso, me siento decepcionada de las personas a un nivel que nunca creí llegar a estarlo.

Hace tiempo hablando con una lectora, que espero se convierta en una buena amiga, le decía que mis objetivos respecto a la escritura han cambiado, ya no escribo esperando llegar a ser una "#1 Best Seller" ahora solo escribo esperando remover sentimientos en alguien, quien sea. Toda escritora novel indie lo que más ansía es ser publicada por una gran editorial, ser reconocida, ver sus libros en los estantes de lo más vendido en las librerías físicas, recibir cientos de reseñas con 5 estrellas brillantes y cosas similares, saber que gente allá afuera nos está leyendo, pero viendo las cosas que suceden dentro del mundo de "la escritura" creo que eso ya no tiene importancia, lo importante es hacer algo de calidad para ustedes, lectores.

Yo sé, y valoro, y aprecio y super mega hiper adoro a cada una de ustedes, chicas o chicos que están en sus casas, lejos y que han encontrado alguno de mis libros, que los han amado y odiado, que se han enamorado y enojado, que han sufrido y reído, que se han tomado el tiempo de escribir una reseña, un comentario, puntuarlo, recomendarlo, comentarlo, regalado, prestado, a todos los que me siguen, a quienes me han escrito alguna vez un correo electrónico para felicitarme, preguntarme que sigue, o simplemente hablar de mis personajes. Hacen que me salgan corazoncitos por las orejas cada vez que veo hacen un arte, un banner, escriben una frase o republican algo sobre mis novelas porque es un sentimiento increíble lo que sus acciones ocasionan en mí.

Lamentablemente en este momento la oscuridad puede más que la luz y eso me está haciendo retroceder, ver como las personas se aprovechan, no diré que solo de mí sino de los que extienden sus manos para ayudar, ver como el patriotismo puede más que el talento, que debes vender casi tu alma misma para obtener un poquitito de cortesía, que no importa que tan duro trabajes porque siempre a tu lado tienes a alguien dispuesto a pisotear todo lo que hagas. ¿Alguna vez han intentado hacer un castillo de naipes en medio de un huracán? No se me ocurre otro ejemplo para poner en gráfico de lo que estoy hablando.

En este momento no les puedo decir en que dirección vaya a parar, tengo 5 proyectos empezados, algunos casi terminados pero que quizás se queden en eso, son historias con las que he trabajado desde 2015, cuando inicié "Con los Reflectores Apagados" en los que he trabajado muy duro pero que justo ahora prefiero dejarlos solo para mí porque la tristeza que siento, la decepción y la negatividad que me rodea no me deja ver las cosas claras en un futuro próximo.

Quería compartir con ustedes todo esto porque ahora se ha vuelto una necesidad terriblemente fuerte el sacar todo lo que ronda mi cabeza, empecemos con esto que demuestra quien soy en realidad. Una cosa si es segura, ustedes son increíbles y no los cambiaría por absolutamente nada!!! Desde el fondo de mi corazón gracias por estar ahí!